M

uchas han sido y son las conjeturas que se han hecho acerca de los orígenes de quienes somos pobladores de la región de Los Altos de Jalisco.  Alguna de ellas, quizá la más difundida, hace referencia a ascendencia francesa; otra más ubica en el pueblo hebreo alguna relación racial y aun religiosa.  Todas ellas sin ningún sustento histórico real.


Por todo ello el Gobierno de Jalisco ha decidido publicar la profusa y extraordinaria investigación que por casi cuatro décadas viene realizando el notario guanajuatense don Mariano González Leal.  Cientos de notarías parroquiales y de registros civiles fueron detenidamente revisados; miles de archivos familiares, así como entrevistas personales para corroborar la información obtenida fueron llevadas con toda paciencia y orden para ir develando desde sus inicios los orígenes de la población alteña.


Poco a poco, con paciencia, don Mariano fue “armando” el gran árbol genealógico de toda la región.  Familias emparentadas por múltiples vías, llegadas en su inmensa mayoría desde el siglo XVI de diversas regiones de España; cada una de ellas con su enorme alforja cultural que al paso de las décadas se fue mexicanizando.  Al amparo de su religiosidad, surgieron pueblos, rancherías y haciendas que dieron origen a las ciudades que hoy dibujan el paisaje de Los Altos jaliscienses con sus torres parroquiales, sus puentes neomedievales y sus haciendas, algunas de las cuales más parecen palacios que casa rurales.


Tengo la certeza de que con la publicación de Retoños de España en la Nueva Galicia, aportaremos luces para el esclarecimiento de nuestro pasado histórico, y de esa manera, con una conciencia más clara sobre los orígenes y valores constitutivos, podamos proyectarnos con certeza al futuro, heredando a nuestros hijos y sus descendientes el orgullo de ser alteños y jaliscienses y por lo tanto profundamente mexicanos.


Emilio González Márquez

Gobernador de Jalisco

 

Counter